El paso del tiempo y la exposición crónica al sol provocan la aparición de manchas, áreas enrojecidas y descamativas en la piel. Además, se produce una atrofia cutánea que afecta a la epidermis, la dermis, así como al tejido graso subcutáneo.

La luz pulsada intensa también conocida como IPL ya que deriva de su nombre en inglés Intense Pulsed Light, es una fuente de energía lumínica que es absorbida por el pigmento, produciendo una termo coagulación selectiva de la mancha, sin dañar la piel vecina. Las mejoras se perciben de manera progresiva y a medida que avanza el tratamiento se va notando una mejoría general en la calidad de la piel recuperando un tono mucho más uniforme.

El IPL es una excelente propuesta terapéutica para  eliminar estas manchas superficiales, ya sean manchas en la cara, que en la mayoría de los casos son producidas por la exposición solar al igual que las manchas en las manos y en el escote.

  • Anestesia: NO
  • Dolor: Prácticamente indoloro
  • Resultados: PROGRESIVOS. Las mejoras se perciben de manera progresiva
  • Duración de la sesión: 30 MINUTOS. Depende de la lesión
  • Cuantas sesiones: uno o dos VARIABLE, en función de la edad, tipo de lesión, extensión, profundidad y cantidad de manchas
  • Tiempo de recuperación: INMEDIATO
  • Cuidados: NO debes exponerte directamente al sol durante tu protocolo láser
  • Tiempo de duración de los resultados: PERMANENTES  si hay fotoprotección